Las lesiones en los tendones suponen, generalmente, un compromiso para el regreso del animal, al mismo nivel, a la vida deportiva. Esto es debido a que el tejido cicatrizal que se forma es menos funcional, lo que conlleva una reducción de las prestaciones deportivas y un alto riesgo de recaída.

El porcentaje de recaídas en caballos de carreras TRATADOS con células madre, en lesiones de tendón flexor superficial y realizando la misma actividad deportiva, es del 28%, mientras que en animales NO TRATADOS con este método, el porcentaje de relesión asciende al 56%