Además de ayudar a la reparación de todo tipo de ligamentos, el principal uso de las MSCs en ligamentos de caballos es en las lesiones del

                                                 LIGAMENTO SUSPENSOR

La lesión del ligamento suspensor es la mayor causa de cojera y pérdida de uso en caballos de deporte. La reparación natural de este ligamento es, por lo general, muy lenta y de mala calidad, lo que provoca un alto riesgo de recaída.

Estudios científicos demuestran que con el tratamiento con MSCs en lesiones de ligamento suspensor, el 84% de los animales estaban sanos y volviendo a la vida deportiva a los 6 meses, mientras que el 84,8% de los animales NO TRATADOS con MSCs no llegaron a estar sanos o se relesionaron antes de un año.