Célula madre mesenquimal al microscopio

Las células madre son células indiferenciadas capaces de dividirse de manera indefinida y de diferenciarse a todo tipo de tejido. Existen dos categorías principales de células madre:

  • Las embrionarias, que son aquellas que forman parte de la masa celular interna de un embrión de 4-5 días de edad, siendo necesario para su extracción manipular y/o destruir el embrión.
  • Las adultas, provenientes de un individuo nacido, y cuyo papel principal es reparar el tejido donde se encuentran.

Las células madre adultas se dividen a su vez en hematopoyéticas, capaces de diferenciarse a todo tipo de células sanguíneas (glóbulos rojos, plaquetas, linfocitos, etc.) y mesenquimales, capaces de diferenciarse a tejidos, como cartílago, tendón, hueso, piel, etc.

Son éstas células, las mesenquimales, las usadas, tanto en medicina humana como en medicina veterinaria para los tratamientos de regeneración y reparación de tejidos lesionados.