A la recepción de la muestra en nuestro laboratorio, se analiza y somete al primer control de calidad o de recepción, mediante el cual se evalua si está en las condiciones adecuadas para poder ser procesada.

Una vez superado éste primer control de calidad, se aislan las Células Madre Mesenquimales, que serán cultivadas durante 15 días.

Tras este cultivo se realiza el segundo control de calidad o de contaminación. Una vez superado, las células son expandidas, hasta llegar a la cantidad deseada, proceso que durara unas 2 semanas.

En este momento realizaremos el tercer control de calidad o de diferenciación a tejidos.

Al alcanzar el número de células deseado, aproximadamente 120 millones de MSCs, se preparan 20 dosis independientes con unos 6 millones de células por dosis (cantidad recomendada para el uso terapéutico en la mayoría de los casos.)

Al terminar la preparación de las dosis se realiza el cuarto control de calidad o de microbiología, siguiendo los estándares y la normativa más estricta de la Agencia Europea del Medicamento.

A partir de este momento, las dosis estarían listas para ser suministradas o criopreservadas.