Las lesiones en la médula espinal se caracterizan por la pérdida de movilidad y de sensibilidad en las extremidades afectadas, siendo una de las enfermedades que causan mayor impresión en los propietarios de animales de compañía.

Hasta ahora se creía que este tipo de lesiones suponían la pérdida irreversible de la movilidad y sensibilidad del animal. Actualmente, y gracias al uso de Células Madre, estudios prometedores demuestran que la aplicación de MSCs en animales con estas lesiones produce mejoras en la actividad sensitiva y motora después de una semana, alcanzando una mejoría notable, tanto motora como sensitiva, a las 5 semanas post-tratamiento.